domingo, 3 de marzo de 2013

Copa de orujo y fresas

Aprovechando la masiva llegada de fresas a nuestros comercios. Bueno, mas que fresas, son fresones. Pero ahora dicen, que todos son fresas. Vamos a preparar algo colorista y "potente", si, algo que pueda combinar con estas ricas fresas-nes.
Casualmente, me acaban de regalar un licor de las tierras manchegas. Un aguardiente de orujo, que seguro quedará perfecto y así aprovecho con esta receta y participo en el Reto de Marzo de Cocinenos en el Mundo de Google+  en el apartado de Dulce.


Ingredientes:

Para la crema
150 ml de orujo blanco
200 ml de nata para cocinar
1 yogurt tipo griego
250 ml  de leche
150 g de azúcar
2 láminas de gelatina

Para la cobertura
250 g de fresas
150 g de azúcar
2 láminas de gelatina
250 ml de agua

Con estas cantidades, podemos preparar 6 copas.

Atención, un consejo. Es preferible que antes de empezar, quememos un poco el orujo, quitaremos el alcohol y realzaremos el sabor. También podemos calentarlo en una cazuela, pero no haremos desaparecer todo el alcohol.
Además, en un recipiente pequeño, con agua, mantenemos las cuatro láminas de gelatina para que hidraten. Reservamos.

Vamos a preparar la crema de orujo. En una cazuela,  a fuego lento, comenzamos a mezclar el yogurt, la nata, el azúcar y el orujo, moviendo bien hasta obtener una crema sin grumos. Seguidamente, añadimos lentamente la leche hasta que todo quede bien mezclado. Subimos un poco el fuego, sin dejar de remover hasta que comience a hervir. En este punto, añadimos las láminas de gelatina ya hidratadas y removemos hasta que queden totalmente disueltas. Retiramos del fuego y rellenamos las copas o los recipientes que hallamos elegidos. Reservaremos hasta que enfríen y se endurezca la crema.

Para la cobertura de fresas, vamos a hacerlo de la misma manera. En una cazuela con el agua, a fuego lento, disolvemos el azúcar y añadimos las fresas cortadas en dados, unos más pequeños que otros, así se podrán ver los cachitos, terminada la cobertura. Removemos constantemente hasta que se consiga una mermelada. Añadimos las otras dos láminas de gelatina, sin dejar de remover, hasta disolver. Retiramos del fuego. Todo ello pueden ser, unos 10 ó 15 minutos. Dejamos enfriar un poco.

Antes que empiezen a endurecer las fresas, rematamos las copas con la cobertura. Dejamos enfriar en la nevera unas cuantas horas. Es recomendable preparar todo de un día para otro.

Un postre para chuparse... la cuchara.

24 comentarios:

  1. Un postre muy vistoso y rico. Besos.

    ResponderEliminar
  2. Tiene que ser un pecado y la presentación preciosa. Un abrazo, Clara.

    ResponderEliminar
  3. La presentación por si sóla esa preciosa, asique me imagino como será una cucharadita de ese postre, estoy segura de que no podría parar hasta ver el final!!!.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  4. Guauuuuuuu yo de fresas nunca saturo, y aunque yo también he hecho hoy mi aportación al reto, no dejaba de comerme una de estas copas. Ahora me voy a darte el punto
    Besinos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Belen. Tengo que ver tu receta.
      Un beso

      Eliminar
  5. Fresquito y sabroso, que buena pinta, con el toque de orujo la cuchara relamida, seguro!

    ResponderEliminar
  6. Tiene muy buena pinta Guillermo, habrá que probarlo.
    besos

    ResponderEliminar
  7. sólo el colorido llama muchísimo la atención. Es un gran postre, felicidades!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si que ha quedado vistosa, pero lo mejor es que además está riquísima.
      Muchas gracias.
      Un beso

      Eliminar
  8. Hola guillermo. Acabo de descubrir tu blog y te felicito por tus recetas. Me ha gustado mucho.Ya me he hecho seguidora tuya y estaré pendiente de tus novedades. Yo también tengo un blog de cocina con videorecetas se llama http://lawebdepuri.blogspot.com y te invito a visitarme. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Puri. Iré a visitarte.
      Un beso

      Eliminar
  9. Me apunto esta receta tan golosa , saludos Guillermo y felicidades por el blog!

    ResponderEliminar
  10. Menos mal que el alcohol se evapora, que si no, cualquiera conduce después.
    BesaZos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puedes quemarlo o calentarlo en un cazo, así no hay problema. Está delicioso.
      Un beso

      Eliminar
  11. uuuummmmm tiene k ser delicioso,,,,kiero hacerlo,,con tu permiso me lo kedo
    saludosss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuéntame luego, como te ha salido y que te parece.
      Un saludo

      Eliminar

Muchas gracias por dejar tu comentario