viernes, 1 de febrero de 2013

Chuleta de cerdo con membrillo

Por fin he terminado de hacer todo el membrillo que tenía. Aunque en casa solo tengo un árbol, que por cierto, da muchos frutos, siempre consigo alguno más. Este año, después de estar mucho en la cocina, he conseguido dos texturas, se puede decir que tengo dulce y carne de membrillo, es lo mismo, pero no lo parecen. Otro día os cuento como lo hago.
Todo esto viene, por la receta que hoy vamos a realizar. Como siempre, es una receta sencilla  y como es habitual en mi, vamos a mezclar, lo dulce y lo salado. Además, utilizaremos chuletas de cerdo, que aunque en casa, no es muy habitual, es agradable y sobre todo es una carne muy atractiva para esta combinación de sabores.
Comencemos.


























Ingredientes:

Chuleta de cerdo
Cebolla
Dulce de membrillo
Caldo de carne
Maicena
Pimienta negra molida
Sal y aceite de oliva

Va a ser tan sencillo como...

En una sartén con aceite caliente, sofreímos la cebolla cortada en juliana, la freímos despacio, sin prisa. Al momento de poner la cebolla, incluimos una o dos cucharadas de dulce de membrillo para que se deshaga también despacito. Cuando esté la cebolla casi hecha, mezclamos con una cucharada de maicena para que espese. Removemos para que pierda el sabor, y rápidamente  añadimos el caldo de carne. Disolvemos con la cuchara de madera, los posibles grumos de la maicena. Dejamos a fuego lento, hasta que la salsa espese.

Mientras todo esto ocurre, podemos ir adelantando, salpimentando la chuleta de cerdo. En otra sartén con un poco de aceite caliente pasamos la chuleta. Sabéis de antemano, que el cerdo hay que hacerlo bien, que no se quede crudo. Este plato será suficientemente jugoso, no os preocupéis.

Cuando tengamos todo listo, emplatamos y salseamos la chuleta.

Atención: Podemos dejar reposar unos minutos la chuleta, a fuego muy lento, después de hacerla, en la cazuela o sartén donde hemos hecho la salsa. 

¡Seguro que estará divina!.

19 comentarios:

  1. Unas chuletas estupendas y aquí me quedo esperando los membrillos jajaja

    besos

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. Tiene una pinta estupenda, ademas las combinaciones dulce-salado quedan fenomenal

    ResponderEliminar
  4. Tiene una pinta estupenda, ademas las combinaciones dulce-salado quedan fenomenal

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La salsa está para chuparse los dedos.
      Besos

      Eliminar
  5. Qué medidas hay que echar de cada cosa?

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes que poner la cebolla estera, y el membrillo el que tu quieras, si eres poco dulzón, pon una cucharadita, si lo quieres más dulce, puedes poner más, para gustos...
      Un saludo

      Eliminar
  6. Mira por donde, voy a dar salida a un trozo de membrillo que está el pobre aburridillo de estar en la nevera.
    Ya te contaré, que tal el resultado, porque lo malo de las chuletas de cerdo es que quedan secas, excepto las de ibérico, claro.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No Ana, no creas. Con la salsa quedan muy bien. Te lo aseguro.
      Un saludo

      Eliminar
  7. hola... te he dejado un regalito en mi blog... con todo el amor.

    Besitos !!!

    ResponderEliminar
  8. Curiosa combinación, pero últimamente estoy probando muchas propuestas así, y están realmente ricas.
    Buen finde

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues te aseguro, que está riquísimo.
      Saludos

      Eliminar
  9. La chuleta de cerdo me encanta y si encima le añadimos esa salsita para no dejar de chuparte los dedos....yo empezaría y no podría parar!!.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  10. Que ricas..esto tiene que estar muy bueno!!!..un beso

    ResponderEliminar
  11. Muy buenas gracias, el dulce de menbrillo fue mermelada de un centro comercial buenazo

    ResponderEliminar

Muchas gracias por dejar tu comentario